Connect with us

Editorial

¿Hay confianza en la cuestión de confianza?

Published

on

Estamos llegando al punto final de la crónica de una muerte anunciada, que no tiene que ver necesariamente con la salida de un Congreso impresentable, el peor de nuestra historia, ni con la figura de un presidente que ha intentado mantenerse a flote con sucesivos pedidos de cuestión de confianza. Estamos asistiendo a la lenta muerte de toda la clase políti
ca de nuestro país, una clase política nacida a la luz del autogolpe de 1992 y que no pudo ser refundada el 2001 con la caída del fujimorismo. Hemos sido cómplices todos en alguna medida de que el aparato fujimorista se haya mantenido a la luz de las sombras de la corrupción, no en vano luego de Valentín Paniagua todos los presidentes posteriores se
han visto envueltos en denuncias por corrupción. Hemos sido testigos estos años del desmoronamiento de una clase política que ha tocado fondo en su incapacidad de resolver los principales problemas del país y que ha generado un enfrentamiento absurdo entre el ejecutivo y el legislativo. Estamos viviendo en medio del caos y la ingobernabilidad, todos tienen opinión y el debate se centra en si la cuestión de confianza planteada por la forma de elección del Tribunal Constitucional es viable, por ahora es la única posibilidad de disolver el Congreso. Pero tenemos confianza los ciudadanos en la cuestión de confianza, esa es la cuestión. El archivamiento del proyecto de ley de adelanto de elecciones, es la cereza en este pastel, en el de la imposibilidad de llegar al bicentenario de nuestra independencia con un país viable. Las reformas políticas aprobadas serán a la luz de los análisis insuficientes y nosotros los ciudadanos seguiremos viendo como una economía estancada empobrece nuestros bolsillos y como nos queda claro, finalmente, que a estas alturas ya ¡nadie nos representa!

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Actualidad Local

PERO LA REGIÓN NO AVANZA

Published

on

“Los conflictos sociales en nuestra región se mantienen vigentes y no se solucionan, mientras tanto más de 100 candidatos nos ofrecerán hasta “hacer llover café en el campo”

Entramos a la recta final para conocer quiénes serán los candidatos del Cusco al Congreso de la Republica, lluvia de candidatos, nombres vendrán, nombres se irán, algunos que se creían fijos, finalmente no aparecerán, a muchos de los que vimos hace un año defender un símbolo, hoy los veremos jurar lealtad eterna a otro partido y así hasta que el 18 de noviembre las listas queden definidas.

Mientras tanto, y en medio de esta vorágine de rumores de alianzas, nombres y símbolos, nuestra región continúa sumida en conflictos sociales. En Chumbivilcas los dirigentes sociales desconocen la mesa de diálogo iniciada entre sus autoridades y los representantes del Gobierno Regional y la PCM, en Quillabamba y Kimbiri, sigue latente la posibilidad de un paro indefinido por las eternas demandas de articulación vial y desarrollo agropecuario. En el Valle Sagrado y luego de la sonada firma del convenio con Corea del Sur para la construcción del Aeropuerto de Chinchero, la Contraloría de la República, encontró irregularidades en la propuesta de los coreanos y en Urubamba, ahísito no más, la concesión de la ruta de Consettur es un problema de nunca acabar. Por su parte, en Cusco la incertidumbre sobre la permanencia del alcalde Víctor Boluarte sigue siendo un asunto pendiente por resolver en el JNE, mientras que el excluido Nodo de Versalles parece tener nuevamente vigencia gracias a que en Ideario pusimos el tema en tapete y la población junto a sus autoridades tomaron cartas en el asunto.

Candidatos, Chumbivilcas, La Convención, Aeropuerto, Nodo de Versalles, Ruta Hiram Bingham;  tenemos tantos problemas que solucionar, tenemos tantos temas en lo que necesitamos ponernos de acuerdo. Se nos va el año y una vez más pareciera que no somos capaces de avanzar en un mismo sentido y esto no se resuelve con decir “disolver”.

Continue Reading

Actualidad

Nombres Van, Nombres Vienen

Published

on

Empezó el camino hacia las elecciones congresales del 26 de enero de 2020.

Hasta el 18 de noviembre, fecha en que los partidos políticos y las alianzas electorales inscriban sus listas, las especulaciones sobre quienes postulen por cada organización serán el pan de cada día. Ya salieron los primeros nombres en la izquierda y la derecha, pocos han sido quienes han manifestado personalmente su intención de postular, la mayoría manifiesta que no es su intención, pero que esperarán la decisión de las bases y las elecciones internas. Han aparecido las primeras encuestas, como siempre generando más dudas que certezas, algunas de ellas algo creíbles, otras con cifras disparatadas, como siempre sin ninguna fiscalización del Jurado Nacional de Elecciones.

Aunque parece claro que los congresistas recientemente disueltos podrán presentarse en las elecciones del 2020, el JNE no se ha pronunciado oficialmente y seguramente esperará las postulaciones para ante alguna tacha emitir su decisión, pero analizando las normas, no habría nada que impida que Héctor Becerril, Mauricio Mulder, Armando Villanueva o Nelly Cuadros puedan postular, de ahí a que eso suceda, hay mucho camino. También parece claro que aquellos oscuros personajes que hoy cumplen prisión preventiva o afrontan juicios por corrupción podrán postular como Keiko Fujimori, Ollanta Humala, Alejandro Toledo, Jorge Acurio o Edwin Licona, de ahí a que eso suceda, es otro escenario.

Finalmente hay quienes dicen que el partido no importa, como un acto casi esquizofrénico en medio de la necesidad de construir un sistema de partidos políticos, pero que seguramente conseguirán un espacio y un número en alguna lista.

Todo puede pasar, somos políticamente tras 198 años como república, sumamente inmaduros y las consecuencias las pagamos siempre. ¿Será momento de empezar a cambiar?

Lo que suceda en adelante no será responsabilidad de los 24 partidos inscritos, será sobre todo responsabilidad de nosotros, los electores.

Continue Reading

Editorial

Emergencia para los débiles, seguridad para los poderosos

Published

on

No está más el peor Congreso de nuestra historia, no están más, aun­que amenazan con postular nue­vamente, los tristementes célebres Héctor Becerril, Rosa Bartra, Mau­ricio Mulder y compañía. Quienes creyeron que esta disolución era la solución a los problemas de nuestro país estaban equivocados, pues los problemas continúan afectando so­bre todo a los más pobres, a los más indefensos, a aquellos a los que el Es­tado históricamente ha invisibilizado y discriminado, los pobladores de las zonas rurales.

En un lugar, aparentemente salido de un cuento de Gabriel García Már­quez, llega una empresa minera que para sacar el cobre que extrae cons­truye una carretera, la cual no asfal­ta, por lo que el excesivo polvo que producen sus camiones genera pro­blemas ambientales y contaminantes en la población. La población se levan­ta, reclama, pero como su voz, nunca existió y por lo visto nunca existirá, es reprimida por un Estado para el que las vías mineras son más importantes que las demandas de la gente. La prioridad son los vehículos de la empresa y aun­que una mujer haya perdido un ojo, se festeja que los camiones puedan nue­vamente circular. Ese lugar está entre nosotros, está poblado por peruanos, por chumbivilcanos y parureños cuyos derechos deben subordinarse a los in­tereses mineros y las declaratorias de emergencia.

Se ha ido este Congreso nefasto, pero las injusticias continúan y el Esta­do siempre se pone al lado de las mine­ras. ¿Llegó el momento de una nueva Constitución?, ¿hasta cuándo los “con­tratos ley” seguirán siendo sacrosan­tos a favor de las grandes empresas? Aunque los pedidos de una nueva Constitución generen crispación entre la Confiep y los sectores de la derecha, es momento de prestar atención a las voces que cada vez se escuchan me­nos por el polvo que a diario aspiran por los camiones que pasan por sus casas transportando cobre.

Continue Reading

Tendencia